LICENCIADOS EN LEYES
Abogando con orgullo por los derechos y la protección de los niños

Emancipación

En Arizona, una persona no se considera un adulto independiente hasta que cumple los 18 años. Hasta ese momento, los padres (o tutores legales) son responsables de satisfacer las necesidades básicas del niño. Sin embargo, algunos menores están dispuestos a asumir las responsabilidades y la independencia de la edad adulta antes de ese momento y desean terminar su relación legal con sus padres.

Los adolescentes que tienen 16 o 17 años pueden presentar una moción de emancipación en Arizona. Si se les concede, el estado de emancipados les permitirá comprar bienes raíces, asumir deudas, obtener servicios sociales, manejar sus propios registros médicos y permisos, y más. Al solicitar la emancipación, también deben proporcionar pruebas que respalden la necesidad de la misma, ya que esto eximirá permanentemente a los padres de cualquier obligación de mantener al niño. Esta evidencia deberá ser prueba de una de las siguientes condiciones:

ESTA EVIDENCIA DEBERÁ SER PRUEBA DE UNA DE LAS SIGUIENTES

  • El adolescente ha estado viviendo solo durante al menos tres meses;
  • Los adolescentes deben demostrar por qué el hogar de su familia es un entorno inseguro del que deben ser retirados;
  • El adolescente debe tener un documento notarial firmado por los padres dando su consentimiento para la emancipación.

Al determinar si concede la emancipación, el tribunal considerará los antecedentes penales, el empleo y la capacidad del adolescente para mantenerse a sí mismo, el testimonio o los deseos de los padres, la familia y los amigos, y la madurez y la capacidad percibida del adolescente para manejar las responsabilidades de la edad adulta.

Si planea solicitar a la corte el estado de emancipación, llame a Reppucci y Roeder para una consulta. Podemos ayudar a que el proceso se desarrolle sin problemas, incluso en casos complicados e inusuales.

Obtenga una consulta gratuita